martes, 22 de marzo de 2016

Nubarrones en las franquicias?

Hace mucho tiempo, puede que demasiado, que no publicaba algo en este blog. Sin embargo, el último arreón de noticias relacionadas con algunas franquicias -Vital Dent, Fosters Hollywood, Dia, Lizarrán y alguna más..- me ha animado a leer mucho y, en consecuencia, quisiera compartir algunas reflexiones.

Me ha gustado sobremanera el artículo escrito por David Placer en Economía Digital, con el título, “¿Por qué casi nunca cierra un Mc Donald's? La franquicia más exitosa nos confiesa su receta”.

Se expone en el mismo que McDonalds’s, aunque no lo parezca, sigue un modelo de expansión conservador: “No busca expansiones agresivas y exige un requisito que ninguna otra pone sobre la mesa: la dedicación exclusiva, y a tiempo completo, del franquiciado”, se dice textualmente.

Es más,  "antes de ingresar a la red, el interesado debe entrar en un largo y completo proceso de formación que dura aproximadamente un año. Durante ese tiempo, el interesado tampoco puede ni estudiar ni trabajar. Debe dedicarse por completo a su formación", explican desde la filial española de Mc Donald's.

Aunque de todos es sabido que a la empresa llegan decenas de solicitudes de información cada mes para obtener la franquicia, las altas exigencias de todo tipo hacen que sólo dos o tres cada año logren ingresar en la selecta red. El periodista reflexiona que “la compañía prefiere que los nuevos restaurantes sean gestionados por los franquiciados cuya solvencia ya ha probado. Por eso, los casi 500 restaurantes en España son gestionados apenas por 150 titulares”.

Por el contrario, mientras una buena parte de las franquicias de comida rápida española buscan franquiciados debajo de las piedras y ofrecen a cualquier interesado un negocio seguro, con alta rentabilidad, la compañía americana espera que los franquiciados lleguen por su propio pie y no tiene equipos de venta agresivos interesados en vender a toda costa su restaurante.

De esta postura yo mismo tengo buenas pruebas mientras me dedicaba profesionalmente a la captación de franquiciados, aunque para poder responder con certeza al título del artículo habría que mencionar algún elemento más que me reservo para un post posterior.

viernes, 5 de julio de 2013

Las ferias se mueven

La noticia de que la Feria Internacional de la Moda Infantil (FIMI) se convierte en una feria itinerante y prepara su primera edición en Madrid, rompe con el férreo concepto territorial que los certámenes feriales han tenido en nuestro país hasta ahora.

FIMI organizada por Feria de Valencia, busca un nuevo modelo para sus próximas ediciones que le permitan acercarse más a sus clientes expositores y visitantes, para alejarse al mismo tiempo del esquema ferial tradicional. La primera edición fuera de Valencia se celebrará en Madrid y se llevará a cabo en enero.

El hecho, en si relevante, adquiere asimismo un tinte especial referido a la franquicia porque años atrás el comité organizador del SIF de Valencia ya planteó esta posibilidad para el propio SIF&Co., para hacer frente a la nueva situación del mercado, dar una respuesta a la celebración de Expofranquicia en Madrid y mitigar el exceso de manifestaciones feriales en el mercado de la franquicia.

La propuesta, evidentemente escuchada, no fue atendida y mira por donde esa ahora FIMI, una feria de mucho mayor calado y repercusión en Valencia, la que inevitablemente ha tenido que escoger este camino. Buena suerte, pues.

miércoles, 19 de junio de 2013

Vibo: el último eslabón

La decisión del grupo Orizonia de cerrar todas las agencias Vibo Viajes desde el pasado mes de febrero ha sido, desgraciadamente, el último eslabón en la cadena de errores y vicisitudes por la que están pasando las franquicias de agencias de viaje en España.

Cabe recordar que hace poco más de 12 meses el grupo turístico Orizonia, anunciaba a bombo y platillo la creación de la marca Vibo Viajes para dar continuidad a las antiguas agencias de viajes Iberia. Se anunciaba así una inversión aproximada de 60.000 euros por cada oficina de la red para cambiar los rótulos, escaparates y el mobiliario en el interior, amén de una campaña de captación de franquicias para la nueva enseña. Según manifestaba, su director general "no solo se trata de un cambio de nombre, sino de una adaptación a las exigencias de nuestros clientes, que también han cambiado, para ofrecer unos espacios orientados a vivir experiencias de viajes".

Pues al final, el cambio de nombre ha durado apenas un año. Y con el concurso de Orizonia y el cierre de Vibo, la situación de sus franquiciados, pocos, se convierte en un infierno pues no solo no han podido trabajar en sus aplicaciones desde mediados de febrero sino que les han puesto seis requisitos para rescindir contrato y quedar “libres”.

A todo esto, cunde la idea entre las grandes cadenas que todavía siguen en pie, de franquiciar una parte de sus centros propios facilitando que los propios empleados accedan a ser titulares y aligerar así el peso de las nóminas de la central. No les va a ser fácil, dada la historia reciente de las agencias de viajes en franquicia, desde Alpinatour hasta Marsans, y eso que por todos los medios tratan de crear la sensación de que una agencia de la marca, una vez franquiciada, rinde más. Pero la opinión de los foros profesionales va en otro sentido: “lo que quieren es convertir en franquicias sus oficinas propias y que sean los agentes de viajes los que ahora se coman todo el marrón de la bajada de ventas”.

En resumen, que nadie en este país ha sabido crear una hasta ahora buena franquicia de agencia de viajes. Y el resultado es que los buenos emprendedores y profesionales de viajes, que los hay, prefieren afiliarse a un gran grupo de gestión de agencias independientes y darle a la franquicia en las narices…

domingo, 26 de mayo de 2013

El arte de hacer convenciones

Que las convenciones, meetings o encuentros de franquiciados son una excelente herramienta para cohesionar, dinamizar, formar e informar al grupo es algo ya sabido. Lo que pasa es que hay que saber organizarlas para que cumplan al 100 por 100 con sus objetivos.

Y  en esa línea de excelencia habría que calificar la reciente convención anual de la franquicia Kids&Us, que se llevó a cabo el pasado fin de semana y a la que tuve la oportunidad de acudir. Tras una media jornada de formación, principalmente dirigida a los más noveles pero no únicamente a ellos, el sábado se desarrolló un singular evento que algunos prolongaron hasta pasada la madrugada.

Recordar simplemente que Kids&Us es una joven cadena de enseñanza de inglés para niños a partir de un año, que ahora cumple sus primeros diez años de existencia, y que desde la ciudad de Manresa (Barcelona) ha extendido su método de aprendizaje a más de ciento treinta centros, en cinco países.

Combinar eficazmente a lo largo del día, alocuciones de la dirección, presentación de videos, anuncios de novedades y nuevos proyectos, con elementos de dinámica de grupos, la conferencia de un profesor de Esade, las comidas y hasta una pequeña obra de teatro, no se consigue sin planificación, dedicación  y mucho amor al producto.

Pero todo eso entra aún mejor desde la humildad, porque no es habitual oír a dirigentes de franquicia que al inicio de la jornada pidan hasta cinco veces disculpas, por los errores o faltas que se hubieran podido cometer en el último año.

Para las casi 350 personas asistentes fue un auténtico lujazo de día y, lo que es más importante, una notabilísima inyección de energía positiva para afrontar una nueva temporada en la que siguen merodeando las incertidumbres y dificultades.

Todo el staff de la compañía y hasta 50 personas han trabajado duro, duro, duro, para conseguirlo, pero vamos, ya que los forjadores de esta entrañable historia de éxito son Quim y Natalia. Gràcies Natalia, enhorabona Quim.

Lo más visitado del mes